Teléfono: (57) 8-684 9727

Articulos de Interes   >     #iasdasollanos

"Al que te obligue a llevar una carga por una milla, ve con el dos (Mateo 5:41)

Juan trabajaba en una empresa hacia dos años. Siempre fue muy responsable de sus obligaciones. En su hoja de servicio no se había registrado ningún llamado de atención. Eso hizo que Juan se dirigiera al gerente de la compañía para expresarle lo siguiente: Señor, trabajo en la empresa hace dos años y estoy a gusto con mi puesto, pero siento que he sido relegado. Fernando ingresó a un puesto igual al mío hace sólo seis meses y ya ha sido promovido a Supervisor.

- ¡El gerente!-mostrándose interesado- le dice: Mientras resolvemos esto, quisiera pedirte que me ayudes a atender una preocupación que tengo. Quiero dar fruta al personal para la sobremesa del almuerzo de hoy. En la bodega de la esquina venden fruta. Por favor, averigua si tienen naranjas, Juan, se esmeró en cumplir con el encargo y en 5 minutos estaba de regreso.

- Bueno Juan, qué averiguaste?-le preguntó el gerente- Señor, tienen naranjas para la venta. A qué precio? Eso...no pregunte. Pero viste si tenían suficiente naranja para todo el personal o alguna otra fruta que pueda sustituir la naranja? No señor, pero creo...Suficiente, siéntate un momento.

Acto seguido, el gerente hizo venir a Fernando. Y le dio las mismas instrucciones que le diera a Juan. En diez minutos estaba de regreso.

Señor, tienen naranja suficiente para todo el personal. Y si prefiere, también banano, papaya, melón, mango. Por kilos la naranja está a 1.500 pesos, el mango a 1.000, la papaya a 1.200, el melón a 1.300 y la mano de bananos a 1.600. Si compramos por cantidades nos dan el 10% de descuento.

He dejado separada la naranja, pero si escoge otra fruta, debo regresar a confirmar el pedido. Muchas gracias Fernando, pero, espera un momento...
Se dirige a Juan, quien todavía seguía esperando, y, le pregunta: Juan, que me decías? Nada señor, muchísimas gracias, con su permiso.

Reflexión: No se abre sin llamar, no se encuentra sin buscar, no se alcanza sin aspirar, no se llega sin partir, no se consigue sin arriesgar, no se da sin pedir, no se recibe sin solicitar, no se responde sin preguntar, no se obtiene sin trabajar.

Dios pide que vayamos más allá de nuestras zonas de confort y seguridad, que hagamos más de lo que se nos pide, que estemos prestos a caminar la milla extra.
En el libro Mensaje para los Jóvenes página 69 se registran los siguientes pensamientos:
Muchos a quienes Dios ha calificado para hacer un excelente trabajo, realizan muy poco porque intentan poco.
Miles pasan por la vida como si no tuvieran objeto definido por el cual vivir...

Fíjense, pues, un blanco alto y asciendan todo el largo de la escalera del progreso paso a paso, aunque represente penoso esfuerzo, abnegación y sacrificio.
Las circunstancias adversas deberían crear una firme determinación de vencerlas.
Avancen con determinación en la debida dirección, y las circunstancias serán los ayudadores, no los obstáculos.
Recuerden que nunca alcanzarán una norma más elevada que la que ustedes mismos se fijen.

El apóstol Pablo expresó: No sabéis que los que corren en el estadio, todos corren, pero sólo uno lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. (1.Corintios 9:24)

Articulo Pastor Eliseo Bustamante / Una Ventana hacia la Reflexión
fb.com/Unaventanahacialareflexion
twitter @PrBustamante