Teléfono: (57) 8-684 9727

Articulos de Interes   >     #iasdasollanos

El necio no se complace en aprender, sino en descubrir su corazón. (Proverbios 18:2)

La siguiente historia ocurrida en el año 1892 forma parte de la biografía de un famoso científico que le aportó su conocimiento al mundo,

Un caballero de edad avanzada viajaba en el tren, teniendo a su lado a un joven universitario que leía su libro de Ciencias. El caballero, a su vez, leía un libro de portada negra. Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos. Sin mucha ceremonia, el muchacho interrumpió la lectura del viejo y le preguntó:
- Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos?
- Sí, mas no es un libro de cuentos, es la Palabra de Dios. ¿Estoy equivocado?
- Pero claro que lo está. Creo que usted señor debería estudiar Historia Universal. Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión.
Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días. Usted señor debería conocer un poco más lo que nuestros Científicos dicen de todo eso.
- Y... ¿es eso mismo lo que nuestros científicos dicen sobre la Biblia ?
- Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia.
El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta de presentación al muchacho. Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose humillado y derrotado en la tarjeta decía:

Profesor Doctor Louis Pasteur
Director General del Instituto de Investigaciones Científicas
Universidad Nacional de Francia

El profeta Jeremías registró lo siguiente: "Así dice el Señor: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni de su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe de su riqueza.
Sino alábese en esto el que se haya de alabar: En entenderme y conocerme, que Yo Soy el Eterno, que actúo con bondad, justicia y rectitud, porque en esto me complazco"-dice el Señor. (Jeremías 9:24-25)

Y el sabio Salomón agrega: "El necio no se complace en aprender, sino en descubrir su corazón. (Proverbios 18:2)

A través de los tiempos siempre ha habido individuos que se han jactado de su conocimiento, de su sabiduría, de sus títulos, de su posición, de su poder. Su arrogancia los coloca por encima de los demás. En sus vidas la comodidad está presente pero el vacío también. No se han detenido a pensar que todo en la vida es efímero y que podrían vivir la experiencia de perderlo todo.

No se han dado cuenta que "El mayor placer de una persona inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente".

Si ese es tu problema recuerda: "La vida en Cristo es una vida de reposo... Tu esperanza no se cifra en ti mismo, sino en Cristo. Tu debilidad está unida a su fuerza, tu ignorancia a su sabiduría, tu fragilidad a su eterno poder. Así que no has de mirar a ti mismo ni depender de ti, sino mirar a Cristo. Cristo en su abnegación, Cristo en su humillación, Cristo en su pureza y santidad, Cristo en su incomparable amor: tal es el tema que debe contemplar el alma. Amándole, imitándole, dependiendo enteramente de El, es como serás transformado a su semejanza. – {CC 70.2}

El Doctor Pasteur expreso: "Un poco de ciencia nos aparta de Dios. Mucha nos aproxima"

Articulo Pastor Eliseo Bustamante / Una Ventana hacia la Reflexión


fb.com/Unaventanahacialareflexion