Teléfono:(57)8-684 9727 | Villavicencio-Meta
Articulos Pastor Bustamante

Articulos de Interes   >     Pastor Eliseo Bustamante

“...cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón humano, son las que Dios ha preparado para los que le aman”
1.Corintios 2:9)

Se relata la antigua historia de la ranita que nació en el fondo de un pequeño pozo circular. Ella vivía con su familia, y se conformaba con jugar en el agua y dar vueltas alrededor del pozo. La ranita pensaba: La vida no puede ser mejor. Tengo todo cuanto necesito.

Pero un día, miró hacia arriba y percibió la luz que entraba por la abertura del pozo. Le entró curiosidad, pensando qué podría haber allá arriba. Con mucho cuidado subió por la pared del pozo. Al llegar a la cima, cautelosamente miró por la orilla. Lo primero que vio fue un estanque. No lo podía creer. Era mil veces más grande que su pozo. Caminó un poco más y descubrió un lago enorme, lo que le causó mucho asombro. Al final de cuentas, la ranita saltó una gran distancia y llegó al océano, donde todo lo que veía a su alrededor era solo agua. Se comenzaba a dar cuenta qué limitada había sido su manera de pensar. En el pozo, había creído tenerlo todo, pero lo que tenia era solo una gota en el océano en comparación a lo que ahora tenía para disfrutar.

Este es un simple relato, pero nos enseña que el sueño que Dios tiene para tu vida es mucho más grande y mayor de lo que te puedes imaginar.

Si Dios te mostrara todo lo que tiene preparado para ti, tu mente no lo podría asimilar. En muchas ocasiones somos como aquella ranita. Hemos estado concentrados en nuestro pequeño pozo. Ha sido nuestro medio ambiente, y estamos muy a gusto en él.

El apóstol Pablo expresó: “...cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón humano, son las que Dios ha preparado para los que le aman” 1.Corintios 2:9)

Y un pensamiento anónimo dice:
"Estas vivo sí vives! Es decir, si arriesgas, si intentas, si vas en busca de tus sueños sin descanso. Lo otro es apenas respirar"

Dios tiene grandes cosas para ti. Atrévete a soñar. Asómate a la orilla como hizo la rana de la historia. Dios tiene océanos que quiere que tu disfrutes. No te conformes con lo muy poco. No aceptes a primera vista las pobres opiniones de quienes intentan venderte la idea de “no se puede”. “Es muy difícil”. “Yo lo intenté y fracasé”.

Recuerda, que ni tu, ni quienes te rodean, llámense familia, compañeros de trabajo, o jefes son los proveedores. Dios es tu proveedor y sus recursos no tienen límite.

Al apóstol Pedro, Jesus le dijo, que “tendría cien veces más en este mundo y finalmente la vida eterna”
(Marcos 10:30)

Dios no está limitado por lo que si tienes o no tienes: Educación o falta de ella. Influencia o falta de ella.

Amigos o falta de ellos. Oportunidades o falta de ellas. Trabajo o falta de el.
Dios puede hacer cualquier cosa por tu vida si tu le crees. El puede hacer lo que sea, si tu simplemente dejas de limitarlo en tu mente.

Te pregunto, si te encuentras a gusto en el lugar donde estás. O acaso lo estás usando como excusa para permanecer en la mediocridad. Olvidando que Dios, es un Dios de progreso y está esperando que tu seas la persona que rompa el molde en el que te encuentras aprisionado.
Resuélvete afectar positivamente a las generaciones futuras con las decisiones que tomes hoy. Deja el mundo mejor de lo que lo encontraste..

Te insto a creer que Dios quiere darte más. No te quedes sentado, aceptando pasivamente lo que siempre has sido, como siempre has vivido. No recorras el camino por los años que te quedan por vivir solo para terminar en el mismo lugar que te encuentras hoy.
Benefíciate tú, beneficia a los tuyos, beneficia tu entorno, beneficia tu organización.
Toma la decisión de acabar con la rutina. No te conformes con lo que la vida te ha dado hasta hoy. Créete a ti mismo que puedes ser más, hacer más y tener más.

Sueña con los pies en la tierra y la vista en el cielo,. “Sueña de día y de noche, pero sin edificar castillos en el aire, pues estos constituyen malos hábitos, excesivamente peligrosos”. (HC 303)

classPor último recuerda, "Tu llegas tan lejos como alcanzas a ver, y cuando llegas allá siempre podrás ver más allá"

Articulo Pastor Eliseo Bustamante / Una Ventana hacia la Reflexión



fb.com/Unaventanahacialareflexion