Iniciativa de Jóvenes Adventistas ofrece becas educativas y atención gratuita de salud en la región Central de Jamaica


Veinte estudiantes recibieron becas como parte de la obra general de atención médica y física que emprendieron aproximadamente cinco mil jóvenes durante la Operación Salva a un Joven (OSAY), una iniciativa anual que se llevó a cabo el pasado 17 de marzo de 2019 en Manchester, Jamaica. OSAY es un ministerio de empoderamiento joven de la Iglesia Adventista en la región de Jamaica Central.

La principal característica del OSAY de este año fue los proyectos comunitarios en los que los jóvenes colaboraron con la construcción y embellecimiento de hogares en comunidades tales como Colleyville, Victoria Town, Comfort Hall, Newport, Porus y Spur Tree.

Los jóvenes ayudaron a reparar la casa de un dormitorio de Carl Siddon, que comparte con su esposa y tres niños. Otro proyecto notable fue la remodelación de un hogar de un dormitorio de una familia que vive en Porus, Manchester.

Miembros del equipo OSAY trabajan para remodelar el hogar del señor Carl Siddon de Porus, Manchester. Fotografía: Cortesía de la Asociación de Jamaica Central

“Estoy agradecido por la ayuda que hemos recibido”, dijo Siddon. “Agradezco porque, por mí mismo, no podría haber logrado lo que OSAY hizo aquí”.

OSAY no solo se dedica al servicio a la comunidad, sino que desde 2016 también busca empoderar a otros jóvenes mediante becas educacionales, dijeron los organizadores.

Según el pastor Kevan Barnaby, director de ministerios jóvenes de la región central de la iglesia, veinte jóvenes de 13 a 25 años, que estudian en escuelas secundarias, terciarias y universidades, recibieron becas este año. Las becas totales suman aproximadamente 385 dólares (unos 50 mil dólares jamaiquinos). Para calificar para la beca, cada joven tenía que escribir trescientas palabras, expresando por qué merecían ayuda educacional, además de mostrar evidencias de que están estudiando”.

El pastor Levi Johnson, presidente de la Iglesia Adventista en la región de Jamaica Central, dijo que OSAY es un ministerio fundamental de alcance a los jóvenes.

El pastor Levi Johnson, presidente de la Iglesia Adventista en la región de Jamaica Central, se dirige a los reunidos en la ceremonia de clausura de OSAY 2019 en Manchester. Fotografía: Damian Chambers

“Si no facultamos a nuestros jóvenes por medio de la educación, las pandillas los reclutarán”, dijo Johnson. Explicó que más del treinta por ciento de los jóvenes no están estudiando por haber sido expulsados o por otras razones. Johnson prometió que el año que viene, OSAY entregará becas por un millón y medio de dólares jamaiquinos. “Nuestra iglesia está comprometida con hacer todo lo que pueda para salvar a los jóvenes”, añadió Johnson.

Servicios gratuitos de salud

Mientras la mayoría de los jóvenes estaba dedicada a proyectos de servicios comunitarios en diversas comunidades, otros colaboraron con la Exposición y Clínica Gratuita de Salud Comunitaria en el Parque Cecil Charlton en Mandeville, la capital regional.

Tres Clínicas Móbiles, la Farmacia Three Angels, la Clínica Médica y Dental Móvil Adventista y la recientemente lanzada Clínica Móvil HYPE (Contribución a la Participación Joven) de la Unión Jamaiquina, se asociaron con el departamento de ministerios de salud de la región Jamaica Central de la Iglesia Adventista y el Departamento de Salud de Manchester para ofrecer servicios gratuitos de salud a aproximadamente unas doscientas personas.

La enfermera Melissa-Ann Campbell, de la Unidad Móvil de la Iglesia Adventista de Braeton, atiende a un paciente, durante la Clínica de Salud OSAY. Fotografía: Cortesía de la Asociación de Jamaica Central.

Otro importante esfuerzo durante el día fue la campaña de donación de sangre que se llevó a cabo en el campus principal de la Universidad Norteña del Caribe (NCU) en Mandeville. Durante la jornada, decenas de personas donaron sangre por un equivalente a 49 unidades.

Evaluación de HEART NTA

Hacia el final de la tarde, cuando la mayoría de las actividades de OSAY 2019 habían llegado a su fin, aún quedaba una larga fila de personas en el puesto de TRUST NTA HEART (Capacitación en Empleo y Recursos Humanos) que esperaban ser evaluadas. Sobre la base de los informes, se evaluaron y certificaron a 187 personas en las áreas de cosmetología, peluquería, barbería y otras habilidades relacionadas.

Desde 2015, unos cinco mil jóvenes de la iglesia han sido registrados y organizados en grupos para llevar a cabo los proyectos de servicio a la comunidad en uno de los tres distritos de la región. La organización busca a jóvenes de toda la comunidad para que participen en marcar una diferencia doquiera estén.

Traducción de Marcos Paseggi


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *