Interamérica celebra éxito del Año del Niño y el Adolescente


La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Interamérica celebró la culminación de las iniciativas y actividades de su Año del Niño y el Adolescente, durante un programa en línea llevado a cabo el último fin de semana en Miami, Florida, Estados Unidos. El evento atrajo a líderes de la iglesia y directores regionales del territorio de la División Interamericana el 8 de diciembre, como cierre de un año que reforzó valores cristianos y animó a los jóvenes para que estudien, vivan y compartan el mensaje del evangelio con sus amigos y vecinos.

La iniciativa, que duró doce meses, llevó a los niños y adolescentes por una travesía a través de los 66 libros de la Biblia. También contó con “La mochila que habla”, un programa que permitió que los niños y adolescentes ganaran etiquetas y pines al estudiar y aprender rasgos para edificar el carácter, como por ejemplo la veracidad, la cortesía, el respeto, la gratitud, el perdón, la puntualidad, el servicio, la responsabilidad, la obediencia, la integridad, el optimismo y la bondad, por medio de diversas actividades en las iglesias locales, como así también en las escuelas adventistas de todo el territorio.

Las etiquetas y los pines estuvieron visibles en mochilas especiales que llevaron los jóvenes, lo que les brindó oportunidades de amistad y testificación no importa donde fueran, explicó Dinorah Rivera, directora de ministerios del niño y el adolescente de la Iglesia Adventista en Interamérica.

Esta iniciativa buscó crear una mayor conciencia respecto de la importancia de involucrar a los niños en todas las facetas de la iglesia para la misión, según Rivera. “Busca preparer a los niños para que defiendan valores y principios que debería tener un cristiano, ayudarlos a esforzarse por poseer un carácter como el de Cristo, aprender a tener un espíritu de servicio y misión, y a llegar a ser parte de la comisión de la iglesia de alcanzar a otros para el reino de Dios”, expresó.

El pastor Elie Henry, presidente de la División Interamericana, felicitó a los líderes y docentes de la iglesia en la región que se esforzaron para hacer que la iniciativa tuviera éxito. Fotografía de Libna Stevens/DIA

El pastor Elie Henry, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, felicitó a los directores y docentes regionales, y a todos los que se esforzaron para que la iniciativa tuviera éxito en la región.

“¡Qué manera maravillosa de predicar a Cristo, al compartir lo que los niños han aprendido en las escuelas, iglesias y hogares a lo largo del año para ser líderes de la vida cristiana!”, dijo el pastor Henry. “Dios necesita ser importante en nuestra vida, y busca testigos fieles en los adultos y también en los niños”.

Los líderes de la iniciativa siguieron un manual, usaron una caja de valores, etiquetas, pines, mochilas y una aplicación móvil llamada VE.app que ofreció actividades, versículos, mensajes y juegos que reforzaron el rasgo de carácter mensual enfatizado cada semana y mes del año.

Según Rivera, más de doce mil niños y adolescentes aceptaron a Cristo como su Salvador personal gracias a los esfuerzos de esta iniciativa. “Hemos sido bendecidos más allá de toda medida con esta iniciativa, y damos gloria a Dios”, dijo Rivera.

Sandra Pinto (izquierda), directora de niños y adolescentes de la región Colombiana del Sur, presenta un informe sobre los más de once mil jovencitos que participaron de la iniciativa este año, lo que resultó en 1157 bautismos. Zorayda Pérez, directora de niños y adolescentes de la región Colombiana del Norte, la observa. Fotografía de Libna Stevens/DIA

Rivera explicó que la iniciativa se encuadra bajo la iniciativa “Señor, transfórmame” de la División Interamericana, que incluye conectar y compartir la esperanza de salvación en las comunidades, como así también ayudar a hacer que todos los miembros estén involucrados en la misión de la iglesia.

El evento en línea incluyó a los directores de las uniones, o regiones, que presentaron un informe sobre el éxito de la iniciativa en sus respectivos territorios, y el impacto que los niños tuvieron en sus vecindarios y escuelas. Sandra Pinto, directora de niños y adolescentes de la región Colombiana del Sur, informó que más de once mil niños y adolescentes participaron de la iniciativa, lo que resultó hasta el momento en 1157 bautismos. En la región Colombiana del Norte, Zorayda Pérez, informó que más de 10.700 se registraron en el programa a través de las escuelas, las Escuelas Bíblicas de Vacaciones y las iglesias durante el año que duró la iniciativa.

Entre los niños cuyas historias se presentaron en el programa se encuentra Katie Willie, del pueblo de Waramadong Upper Mazaruni en Guyana, quien a los 10 años de edad testificó en la única escuela pública de su pueblo. Katie dijo que todo lo que hizo fue compartir con otros lo que estaba aprendiendo.

“Katie oraba y animaba a sus compañeros para que fueran buenos y aprendieran de los rasgos de carácter que podían hacerlos una mejor persona como Jesús”, dijo Debra Henry, directora de ministerios del niño y el adolescente de la Iglesia Adventista en el territorio de la Unión Caribeña. Unos treinta niños participaron de la iniciativa en el pueblo de Katie, y su mamá regresó a la iglesia, dijo Henry.

Katie Willie, una niña de 10 años de Guyana, comparte de qué manera testificó con su mochila en la escuela. Debra Henry (izquierda), de la Unión Caribeña, y Cheryl Rolle (derecha) de la Unión del Caribe Atlántico, observan mientras Roberto Brown Jr. interpreta al español. Fotografía de Libna Stevens/DIA

En El Salvador, más de ocho mil niños participaron de la iniciativa, lo que resultó en 2224 bautismos. Perla Cardoza, directora de ministerios del niño y el adolescente en El Salvador, informó que seis escuelas públicas en cada uno de los territorios de las asociaciones y misiones de la iglesia adoptaron el programa y seguirán reforzando los rasgos de carácter estudiados en la iniciativa “La mochila que habla”. Lo que es más, hay un distrito con trece iglesias, todas las cuales están adoptando una escuela pública para llevar a cabo la iniciativa una vez al mes durante el próximo año escolar, que comienza en febrero.

Los niños y adolescentes de cada unión, que se desempeñaron por encima de sus compañeros después de completar la iniciativa, fueron reconocidos con certificados, trofeos y mochilas nuevas para que sigan testificando por Cristo.

Para ver el programa en línea, siga los enlaces más abajo:

En inglés: AQUÍ
Español: AQUÍ

Vea una galería de fotografías AQUÍ

Traducción de Marcos Paseggi

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *