Una alternativa a la cirugía a corazón abierto está disponible ahora en LLUMC


El 14 de enero, cirujanos del Centro Médico de la Universidad Loma Linda, en Murrieta, CA., llevaron a cabo el primer procedimiento transcatéter de reemplazo de válvula aórtica, o TAVR. Actualmente, este es el único hospital en la zona de Murrieta, California, Estados Unidos, que ofrece este procedimiento cardíaco no invasivo a los pacientes en esta comunidad.

TAVR es un procedimiento alterno no quirúrgico, para tratar problemas de estenosis aórtica, una enfermedad de válvula cardíaca que reduce el fluido de sangre que circula a través de la válvula aórtica.  Los pacientes con estenosis de válvula aórtica sufren frecuentemente de mareos, dificultad respiratoria y fatiga. Anteriormente, el tratamiento estándar era la cirugía a corazón abierto, la cual presenta frecuentemente complicaciones de alto riesgo y más días de hospitalización. Siendo que no todos los pacientes con este tipo de enfermedad están en condiciones suficientemente buenas como para enfrentar una cirugía a corazón abierto, el procedimiento TAVR les provee otra opción. TAVR es un procedimiento no invasivo que se lleva a cabo bajo sedación consciente en vez de optar por anestesia general, se lleva a cabo en menos de una hora y les permite a los pacientes irse a su casa al siguiente día.

Para llevar a cabo este procedimiento mínimamente invasivo, un cardiólogo interventor y un cirujano cardiotorácico hacen una punción en una arteria de la pierna. A través de esta pequeña punción, el equipo implanta una nueva válvula en un globo lo suficientemente delgado como para que quepa en la arteria. El cardiólogo entonces hace avanzar esta válvula a través de la guía para remplazar la válvula enferma.

El cardiólogo interventor, Niraj Parekh, piensa que el ofrecimiento de este procedimiento en esta zona se necesitaba ya hace mucho tiempo. El Dr. Parekh dice que el contar con esta opción menos invasiva, disponible cerca de casa, va a ejercer un impacto positivo en los pacientes y las familias de la comunidad. Anteriormente, de entre 8 a 9 pacientes al mes tenían que ser transferidos a hospitales distantes, pero ahora el hospital tiene una lista de espera de 25 pacientes para el procedimiento TAVR.

“Esta zona sufre de escasa atención médica en el ramo de cardiología y enfermedad cardiovascular estructural”, dijo el Dr. Parekh. “Me emociona saber que podemos ahora ofrecer localmente a la comunidad una variedad de opciones de cuidados avanzados”.

En 2016, la agencia FDA aprobó el procedimiento llamado TAVR para pacientes en riesgo intermedio, cuando antes solamente pacientes de alto riesgo eran elegibles para el mismo. El cirujano cardiotoráxico, Michael Koumjian dijo que el traer este procedimiento a Murrieta, con acceso para ciudades vecinas, será de provecho para un número cada vez mayor de población elegible.

“La tecnología TAVR va en crecimiento y se está expandiendo la elegibilidad”, dijo el Dr. Koumjian. “Para atender tal crecimiento, nos complace poder ofrecer esta tecnología de vanguardia a nuestra comunidad”.

Para saber más acerca de la tecnología TAVR, LLUMC – Murrieta está invitando a la comunidad a la tercera Conferencia sobre Salud del Corazón celebrada anualmente. Esta conferencia estará subrayando información clave con respecto a TAVR y otros consejos y sugerencias de salud del corazón. La conferencia se llevará a cabo a las 9:00 a.m., el jueves 14 de febrero de 2019, en el Centro de Conferencias Temécula, en Temécula, California.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día opera los Centros Médicos de la Universidad Loma Linda, incluyendo el establecido en la ciudad de Murrieta, California.

La versión original de este artículo se publicó en el news site (sitio de noticias) de Loma Linda University Health.

Traducción – Gloria A. Castrejón

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *